Cree en grande.
CONMEBOL

La Unidad Disciplinaria de la CONMEBOL inadmite la solicitud de Nacional

La Unidad Disciplinaria de la CONMEBOL inadmite la solicitud de Nacional

La Unidad Disciplinaria de la CONMEBOL ha inadmitido en el día de hoy mediante comunicación escrita, la solicitud de revisión formulada por el Club Nacional de Paraguay en relación con la amonestación mostrada a su jugador Marcos Riveros en el partido disputado el pasado 29 de julio contra el club Defensor Sporting en la presente edición de la Copa Bridgestone Libertadores.

En primer lugar, la Unidad Disciplinaria ha tenido en consideración lo dispuesto en el Art. 46.1 del Reglamento Disciplinario de la CONMEBOL (RD), el cual determina que las decisiones adoptadas por el árbitro en el terreno de juego son finales y no son susceptibles de revisión por los órganos disciplinarios de la Conmebol. Igualmente ha considerado de aplicación el Art. 46.2 del RD que dispone:

Únicamente las consecuencias jurídicas de las decisiones adoptadas por el árbitro podrán ser revisadas por los órganos disciplinarios exclusivamente en los casos de error manifiesto, como por ejemplo, la incorrecta identificación de la persona sancionada.

De acuerdo con lo establecido en el artículo anterior, la Unidad Disciplinaria se ha referido al Art. 79.2 del RD que expresa:

Una reclamación contra una amonestación sólo es admisible si el error del árbitro consistió en equivocarse en la identificación del jugador.

Tras la visualización del video de la jugada que conllevó la amonestación del Sr. Riveros, la Unidad Disciplinaria ha podido constatar que no ha existido un error manifiesto del árbitro en la identificación del futbolista que cometió la falta que originó la amonestación. Por lo tanto y de acuerdo a los dispuesto en los artículos 46.2 y 79.2 del RD, el Tribunal de Disciplina se ve imposibilitado de entrar a conocer sobre la reclamación de la amonestación señalada al Sr. Marcos Riveros así como de dejar sin efecto el partido de suspensión automática por acumulación de tarjetas amarillas.

Por las razones expuestas la Unidad Disciplinaria ha decidido inadmitir la solicitud formulada por el Club Nacional y confirmar el partido de suspensión automática por acumulación de tarjetas amarillas impuesto al Sr. Marcos Riveros que deberá ser cumplido en el primer partido de la final de la Copa Bridgestone Libertadores.

 

 

CONMEBOL.com